7 consejos para dejar de fumar rápido

Fumar es hoy uno de los vicios más comunes y vistos, y también, uno de los más fáciles de adoptar. En un mundo donde no se para, y el estrés es un enemigo, el cigarrillo termina siendo un aliado para muchos como liberador de ansiedades y angustias.

Pero lo cierto, es que un muy mal hábito y bastante perjudicial para la salud. No es un secreto, que España es uno de los países europeos que suma la mayor cantidad de fumadores activos, sobre todo en personas de entre 25 a 35 años.

A pesar de ser un vicio muy fácil de adoptar, la buena noticia es que también es fácil de dejar de fumar. Solo se necesita mucha voluntad y seguir una serie de consejos que podrán ayudar a dejar de consumir tabaco.

7 consejos para dejar de fumar rápido
Foto: (reproducción/internet)

Dejar de fumar rápido: un gran desafío

Dejar de consumir tabaco por iniciativa propia, es una excelente opción, aunque puede resultar un poco difícil. Los cigarrillos y el tabaco que se consume contiene un alto grado de nicotina, sustancia que lo hace tan adictivo.

Por ello, dejar de fumar rápido conlleva una gran voluntad y responsabilidad. Para ayudarte, decidimos compartir e invitar a poner en práctica algunos consejos infalibles para dejar de fumar y lo más rápido posible.

ANUNCIO

Evitar factores y situaciones desencadenantes

Hay ciertas situaciones y lugares que hacen dar más ganas de fumar. Es necesario identificar aquellas situaciones que desencadenan el deseo y tratar de evitarlas, o de lo contrario superarlas sin consumir.

Reemplazo de nicotina

Se puede hacer una terapia de reemplazo, como, por ejemplo, nicotina con receta médica en un inhalados, parches, chicles, grageas de nicotina, medicamentos para dejar de fumar sin nicotina, entre otros. Las terapias de reemplazo de nicotina pueden ayudar con el deseo intenso.

Masticar algo

Mantener la boca ocupada, es una buena ayuda para lidiar con el deseo de fumar un cigarro. Se puede masticar chicle, comer caramelos sin azúcar, también zanahorias crudas, apios, frutos secos o alimentos crocantes que den satisfacción.

Retrasar el deseo

Cuando se tiene deseo de fumar, se recomienda respirar hondo y obligarse a esperar 10 minutos y a continuación, hacer algo que sirva de distracción. Otra buena recomendación es ir a lugares libre de humo.

Realizar actividad física

La actividad física definitivamente ayuda como distracción y también reduce la intensidad del deseo. Además, hacer sentirse más saludable, por lo que no dan ganas de fumar o al menos, se disminuyen.

Practicar técnicas de relajación

Muchas veces, el cigarrillo es una forma de liberar estrés, ansiedades, angustias, y al mismo tiempo, reprimir el deseo puede ser estresante. Por lo que practicar las técnicas de relajación ayuda mucho. Algunos ejemplos son:

  • Ejercicios de respiración;
  • Relajar los músculos;
  • Hacer yoga.

Recordar los beneficios

Uno de los consejos más importantes que hay que tener presente mientras se deja de fumar, es recordar cuáles son las razones por las que se hace. Escríbetelas en un papel, léelas en voz alta, y vuelve a ellas siempre que puedas.

Es fundamental tener en cuenta que contener el deseo de fumar es siempre mejor que no hacer nada. Cada vez que se resiste el impulso de hacerlo, se está un paso más delante de dejar de fumar completamente.

ANUNCIO