Crece la compra de gasolina de Mexico a China

No es novedad que México le compra la gasolina a China, pero lo cierto es que la compra de la misma ha crecido alrededor de un 55% durante el último año.

El gigante asiático y potencia económica se ubica ya como el segundo proveedor de combustibles, supera sólo por Estados unidos que se ubica en primer lugar.

Crece la compra de gasolina de Mexico a China
Foto: (reproducción/internet)

Compra de gasolina en crecimiento

Durante el último año, las importaciones de gasolina de china a ha incrementado un 55%, ubicando a la potencia asiática en el segundo proveedor más importante de combustibles hacia México, detrás de Estados Unidos.

De acuerdo a análisis y datos otorgados por la Secretaría de Economía (SE) de México, en los primeros ocho meses del año 2019 el país importó alrededor de 17 mil 922 millones de litros de gasolina Magna, de los que 947.3 millones de litro vinieron del gigante asiático. Todos ellos fueron traídos por Pemex, según se detalla en el Prontuario Estadístico de Petrolíferos de la Secretaría de Energía (Sener).

En el mismo período observado del 2018, la segunda economía más grande del mundo envió alrededor de 611.8 millones de litros, lo que analizado con el período actual representa un crecimiento del 55%.

ANUNCIO

En el último año China desplazó a Holanda como el segundo proveedor más importante de gasolina tipo Magna.

Según datos disponibles en la Secretaría de Economía, México empezó a importar gasolina Magna desde diciembre de 2017, con la entrada de cargamentos de combustibles que venían desde Estados Unidos y Holanda.

Los privados avanzan con paso firme

La importación de gasolina por parte de los privados aumentó 123% en el último año, lo que también representa un incremento en la participación en la compra de total de gasolina al extranjero.

En la actualidad, el sector privado importa aproximadamente un 17% del combustible que ingresa desde el exterior. El cambio que se observa es parte de la apertura del mercado, ya que antes de la reforma de 2013, solo Pemex podía comprar combustible en el exterior y revenderla a los privados.

Según estadísticas de la Secretaría de Energía, al 1 de septiembre los privados tenían 309 permisos aún vigentes para importar gasolina.

Las compras de combustible comenzaron de la mano del desplome en la producción del Sistema Nacional de Refinación que se volvió insostenible en diciembre de 2017.

Según Pemex, en enero de 2017, las seis refinerías que tiene el país tuvieron una producción de 46.2 millones de litros diarios de gasolina Magna. Pero debido a la falta de inversión en casi todas las procesadoras, para diciembre de ese año la producción bajó a 31 millones de litros.

Las refinerías del sistema son bastante antiguas. Por ejemplo, la planta de Madero en Temaulipas se construyó antes de la exportación petrolera y tienen más de 100 años de antigüedad. La refinería más moderna de Salina Cruz, ubicada en Oaxaca, que fue inaugurada hace 40 años en 1979.

Tanto la falta de inversión como la caída de la producción pusieron a la petrolera estatal en la necesidad de comenzar a traer gasolina Magna de otros lugares, cuando anteriormente la importación solo se centraba en la Premium.

ANUNCIO