Descubre cuál es la diferencia entre crédito y préstamo

ANUNCIO

En muchas situaciones las personas tienen la necesidad de solicitar dinero para comprar algún bien, pagar algún servicio e incluso afrontar algún gasto no planificado. A veces sólo requiere de una mano extra para su economía para resolver algún problema de liquidez o hacer alguna inversión.

Ante las distintas circunstancias de la vida son muchos los que por distintas razones necesitan pedir una ayuda o financiación. Las opciones más populares del mercado son los créditos y los préstamos. Muchos creen que estos productos son sinónimos, pero no.

ANUNCIO

Antes de acceder a algunos de estos métodos de financiamiento, es importante conocer las diferencias que existen entre ellos. El crédito y el préstamo no son lo mismo y cada uno se adapta a necesidades distintas. Descubre a continuación los conceptos de cada uno y las diferencias.

Descubre cuál es la diferencia entre crédito y préstamo

¿Qué es un crédito?

El crédito se refiere a una cantidad de dinero que u a entidad financiera o caja pone a disposición de un cliente. Una característica puntual de este producto, es que el usuario no recibe la entrega de dinero completa al inicio, si no que se pone a disposición para que la utilice de acuerdo a sus necesidades en cada momento.

En esta ocasión, la entidad realizará entregas parciales al cliente a medida que este lo vaya solicitando. Se puede acceder a este dinero a través de una cuenta o tarjeta de crédito según se desee en un período de tiempo determinado.

ANUNCIO

¿Qué intereses tiene un crédito y cómo son los plazos de devolución?

Cuando se adquiere un crédito los intereses se pagan en función del dinero que utilice, aunque se suele cobrar una comisión sobre el saldo que no haya sido usado. En general, los intereses de un crédito suelen ser un poco más elevados que los de un préstamo.

Respecto a los plazos de devolución, estos son dispuestos por el cliente, por lo que es más flexible frente a un préstamo. A medida que devuelve el dinero, el beneficiario puede ir disponiendo de más dinero sin pasarse el límite. Cuando se cumple el plazo acordado, el cliente puede renovar el crédito o ampliarlo.

¿A quiénes está destinado?

A pesar de que un crédito puede ser tomado por cualquier persona, se suelen utilizar para arreglar desfases entre pagos y cobros, o falta de liquidez. Habitualmente, los créditos son un producto financiero indicado más especialmente para negocios, antes que particulares.

¿Qué es un préstamo?

Ahora bien, hablemos del préstamo. En este caso, la entidad financiera o prestamista se ocupa de entregarle al solicitante una suma de dinero fija en el momento que se firma el acuerdo. Ambas partes determinan que dicho importe prestado será devuelto en un plazo determinado.

El préstamo, ¿tiene intereses? ¿Cuándo se devuelve?

Antes de concretar esta operación financiera, tanto el prestamista como el beneficiario definen las condiciones y requisito del préstamo. Allí se acuerda la cantidad de dinero, los intereses que se cobrarán y el plazo de devolución.

La amortización del préstamo se realiza através de cuotas regulares, que pueden abonarse de manera mensual, trimestral, semestral (según acuerdo) en el plazo previamente determinado.

Generalmente, las cuotas tienen el mismo importe durante el tiempo de pago, de esa manera ya se abona parte de los intereses. Los intereses de los préstamos se cobran sobre el total del dinero prestado.

¿A qué se destinan los préstamos?

Normalmente los préstamos se solicitan para realizar la compra de un bien, como por ejemplo una casa (es el caso del préstamo hipotecario) o un automóvil. También para abonar un servicio concreto como suelen ser los préstamos estudiantiles o los destinados para las vacaciones.

ANUNCIO