Nuevo salario mínimo en Venezuela: ¿para qué alcanza?

ANUNCIO

El gobierno venezolano aprobó un nuevo salario mínimo para el país. A partir de ahora, alcanzará los 300.000 bolívares soberanos, lo que es alrededor de unos USD 18, si se tiene en cuenta la tasa de cambio en el mercado paralelo que es la que más se utiliza.

El anuncio fue realizado por el diputado de la Asamblea Nacional Constituyente y ex ministro de trabajo, Francisco Torrealba, a través de su cuenta de la red social Twitter.

ANUNCIO
nuevo salario mínimo
Foto: (reproducción/internet)

¿Cómo se divide el nuevo salario mínimo?

El diputado Torrealba explicó un poco acerca del nuevo salario mínimo dispuesto. De los 300.000 bolívares se dividen aproximadamente en 150.000 correspondiente al sueldo, y otros 150.000 de lo que se conoce como “cesta ticket socialista”. Este es un bono que le otorga a los trabajadores que sirve para comprar comida.

El anuncio sin dudas fue sorpresivo y despertó múltiples críticas. Juan Guaidó, el líder opositor calificó esta medida como insuficiente y dejó a la vista que a la gente nos le alcanza para nada en Venezuela.

Desde hace unos cuantos años Venezuela se enfrenta a una mega hiperinflación con una subida pronunciada de los precios, que ha golpeado el poder adquisitivo de cada venezolano.

ANUNCIO

¿Qué se puede comprar con el nuevo salario mínimo en Venezuela?

Analistas visitaron un supermercado en Caracas para comprobar de manera real qué es lo que se puede comprar con el nuevo salario mínimo impuesto en Venezuela.

Un artículo muy consumido en los hogares, como puede ser un litro de leche cuesta en este establecimiento alrededor de 38.000 bolívares. El kilo de arroz se encuentra en 21.000 bolívares mientras que el precio de la sal gira en torno a los 18.000.

En Venezuela, comprar proteínas se convierte realmente en palabras mayores. El kilo de picadillo de pollo ronda los 50.000 bolívares, mientras que una docena de huevos se encuentra en 35.000. Otra manera de verlo es pensar que diez paquetes de 12 huevos cada uno equivale a un salario mensual.

La situación se pone más complicada si uno quiere darse ciertos lujos, como comer queso. En ese supermercado el kilo de queso se encontraba a 290.000 bolívares lo que significa que habría consumido casi el total del sueldo de un trabajador con un salario mínimo. No hay mucha lógica.

Aunque también es cierto que algunos trabajadores reciben cantidades superiores o contraprestaciones por sus servicios, la verdad es que el salario mínimo de Venezuela sigue siendo bajísimo y es lo que en muchos casos cobran funcionarios y empleados públicos.

Crisis en la economía venezolana

Desde hace unos años Venezuela vive una fuerte crisis que ha repercutido en su economía, provocando una gran recesión en la misma.

Una de las principales causales es la hiperinflación, que en el año 2018 llegó hasta el 130.060% de acuerdo a datos brindados por el Banco Central.

Frente a la imparable subida de precios, es algo habitual que el gobierno se empeñe en aumentar el salario mínimo, a pesar de que muchos especialistas, coinciden que con estas medidas solo se consigue engordar el espiral inflacionario, convirtiéndose en un ejercicio repetitivo e inútil.

En el contexto actual de Venezuela, y dado que la moneda local, o sea el bolívar, es cada vez más escasa, se están haciendo más frecuentes las transacciones en dólares estadounidenses, a pesar de no estar regulado por el gobierno. Sin dudas, acceder a la divisa es una dificultad más para aquellos venezolanos que son más desfavorecidos.

ANUNCIO