Lo que se viene en la economía para los bancos digitales y fintech

El 2020 será un año recordado por todos. Atravesado por una pandemia mundial, la crisis generada por el coronavirus ha dejado grandes enseñanzas en todos los sectores. Sin embargo, hay un sector que le sacó bastante provecho a esta situación.

Hablamos de la industria financiera, especialmente el segmento conocido como fintech. Este, se posicionó en el peor momento, como un apoyo fundamental para sostener a la economía y acompañar a los distintos sectores hacia el mundo digital.

Te invitamos a conocer en este artículo todo lo que dejó la pandemia en materia de avances en la economía, en relación con los bancos digitales y las fintech. Descubre cómo se plantean para la economía que viene en los próximos años, que para muchos será de recuperación.

Lo que se viene en la economía para los bancos digitales y fintech
Foto:(Reproducción/Internet)

El fenómeno de las fintech

Actualmente, el mundo financiero se ha visto revolucionado por esta incorporación. Con más de 200 empresas afiliadas, este fenómeno no deja de sorprender. Según el informe de Uso de Dinero Electrónico en los primeros seis meses de cuarentena, se consolidó la capacidad de respuesta a las necesidades de pago de los usuarios con el mínimo contacto. Algunos de los números que analizaron fueron:

  • Casi 40 millones de usuarios durante el primer período.
  • Alrededor de 530 millones de transacciones por mes.
  • Operaciones por $625 millones.
  • Facturación con 20 puntos por encima de la inflación.

Una herramienta que creció con la crisis

Se ha comprobado de manera irrefutable los beneficios y las herramientas que las fintech han aportado a la economía en este tiempo, incluyendo el impulso a la digitalización y la inclusión. La crisis a raíz de la pandemia ha acelerado la validación de los ciudadanos argentinos sobre este tipo de productos.

El sector fintech logró dar respuestas, propuestas y soluciones a las demandas de los usuarios, y sin dudas, esto los posiciona de cara a seguir creciendo. Ofrece productos simples, ágiles y accesibles para todos. Son increíbles las cifras que se manejan en el sector, y te las contamos a continuación:

  • Más de 8 millones de aperturas de cuentas.
  • Alrededor de 1.3 millones de comercios con sistema QR.
  • Emisión de 4 millones de tarjetas.
  • Aproximadamente 2 millones de negocios incorporaron cobro por celular.
  • Más de 3 millones de cuentas fueron abiertas para fondos de inversión.

Tras un año intenso, el cierre es clave

Aunque la relación del sector fintech con el gobierno no comenzó de la mejor manera, lo cierto es que el coronavirus pateó el tablero y dispuso nuevas reglas de juego. Y gracias a ellas, también se lograron mantener en pie algunos sectores de la economía, sectores que se destacaron. Entre ellos podemos mencionar los siguientes:

  • Crecimiento de los e-commerce.
  • Uso de dinero electrónico y criptomonedas.
  • Préstamos digitales.

¿Cómo se encontraban las empresas antes del Covid-19?

Al momento que comenzó la crisis, las empresas ya se encontraban preparadas para comenzar a operar online. Era un cambio que se estaba gestando ya hace unos años. A esto se le sumo la posibilidad de hacer esas transacciones sin contacto, y en este punto, el crecimiento fue mucho mayor para el sector.

¿Cuáles fueron los avances claves del 2020?

Fueron muchas las herramientas que se desarrollaron en este año, que se vio sin dudas, acelerado por la condición sanitaria que nos impuso la pandemia mundial. Entre los avances más destacados, que realmente cambiaron la manera de operar en finanzas a los usuarios, podemos mencionar:

  • Pagos con código QR.
  • Nuevos bancos digitales.
  • Billeteras virtuales y nuevas funcionalidades.
  • Surgimiento de nuevo subadquirentes, como Getnet de Santander.

¿Qué se espera para la economía del 2021?

Hay muchos temas en los que avanzar aún, sobre todo en lo relacionado con el ámbito impositivo y regulatorio. Claro está que el engranaje tributario es un gran pendiente que le dará un techo al sector y los pagos digitales. Será un desafío para el próximo año establecer las reglas claras y los límites en este paso estratégico para impulsar el sector.