El Banco Central argentino apresura el desarme de Leliq

ANUNCIO

El Banco Central de la República Argentina está apresurando el desarme de Leliq y se enfrenta al stock más bajo en los últimos 10 meses.

Los pasivos remunerados cayeron aproximadamente 742.802 millones de pesos. Esta cifra representa el monto más bajo registrado desde el 30 de enero del corriente año.

ANUNCIO
El Banco Central argentino apresura el desarme de Leliq
Foto: (reproducción/internet)

Balance del Banco Central en las últimas semanas del año

El Banco Central profundizó el saneamiento de su balance las últimas semanas; en un escenario bastante desafiante debido a la gran caída de reservas internacionales, la estancada de los plazos fijos en pesos y la salida de depósitos en dólares del sistema financiero desatado luego de las elecciones primarias en agosto.

La entidad monetaria hizo una reducción drástica de su stock de deuda de Letras de Liquidez, también conocidas como Leliq; cuya tasa de interés marca el camino de la política monetaria y además se transmite al retorno que cada banco paga a los ahorristas por depósitos en plazo fijo y al crédito.

Desarme de Leliq

El lunes pasado, el Banco Central argentino colocó en dos veces Letras de Liquidez por $122.411 millones, con una tasa promedio de corte sin cambios alcanzando aproximadamente un 63,003% anual, en el piso establecido para noviembre por el Comité de Política Monetaria.

ANUNCIO

Frente a los vencimientos recientes por $156.066 millones, la renovación parcial de Leliq tuvo un efecto expansivo en lo monetario de unos aproximadamente $36.312 millones, contando el pago de intereses por 2657 millones de pesos.

A su vez, el monto de Letras de Liquidez bajo unos $33.654 millones, a un total de $742.802 millones. Esta cifra es la más baja desde el 30 de enero de este año. Si se contempla una tasa de inflación en torno al 40 en los últimos diez meses, se puede establecer que fue un recorte acelerado de la deuda.

Panorama luego de las elecciones primarias

Desde la contundente derrota del oficialismo en las elecciones primarias, el Banco Central se dedicó a reducir el stock de Leliq, que en números cedió un 42.4% o $546.066 millones, desde los $1.288.868 millones contabilizados el 9 de agosto pasado.

La buena parte, es que se pudo reducir Leliq sin un excesivo costo inflacionario. Luego de la consumada victoria de Alberto Fernández, se anunció el cambio de normativa en la integración de encajes, por la que los bancos ya no podrán usar esos encajes en inversiones en Leliq.

Esta medida tomó por sorpresa a uno $150.000 millones por lo que el Banco Central pagaba intereses a los bancos, quedarán encajados en las entidades financieras, pero a tas 0%, lo que no afectó el circulante.

Debido al gran salto cambiario experimentado por la economía argentina en el último año y medio, también se acusa el descenso de los pasivos remunerados del BCRA cuando se mide en dólares.

Antes de las elecciones primarias, el stock de Leliq representa aproximadamente unos USD 28.483,3 millones (el 43% de las reservas internacionales. Actualmente, es de unos USD 12.442,2 millones, lo que significa un 28,5% de las reservas.

ANUNCIO