Venezuela intenta controlar la inflación con la emisión de nuevos billetes

Venezuela vive una de sus mayores crisis económicas de los últimos años. Salarios que no alcanzan para las necesidades básicas, desabastecimiento, emergencia humanitaria y una inflación que está llegando al 200.000%.

venezuela
Foto: (reproducción/internet)

Dentro de los anuncios del Banco Central de Venezuela, en su intento por controlar la inflación, se estableció la emisión de nuevos billetes de 10.000, 20.000 y 50.000 bolívares. El último de estos, pasaría a ser el de mayor valor y equivale a 8.1 dólares.

Emisión de nuevos bolívares

El Banco Central de Venezuela decidió la emisión de un nuevo billete que multiplica por 100 el ya existente que tienen más alta denominación. Esta medida se tomó a partir del reconocimiento por parte de la entidad de la descontrolada situación inflacionaria que vive el país.

Los billetes nuevos se van a sumar al cono monetario que entró en vigencia en agosto pasado, con cinco ceros menos, y que claramente, ha quedado rezagado por una inflación que en el 2018 según el gobierno alcanzó 130,060%.

El Fondo Monetario Internacional espera el índice trepé hasta un 10,000,000 este año, ya que los números del año anterior rondaban en 1,370,000%.

ANUNCIO

Objetivo de las nuevas denominaciones

La medida de la emisión de billetes busca principalmente hacer más eficiente el sistema de pagos y también facilitar las transacciones comerciales. Según el Banco Central indicó que se irán emitiendo de manera paulatina.

Esta disposición viene a lugar luego que a mitad de año el Banco Central rompiera un silencio de estadísticas de tres años para revelar la inflación del año 2018 y que el PIB sufrió una reducción a la mitad desde que Maduro asumió el poder.

Medidas poco funcionales

En agosto, el presidente Maduro emitió un plan de reformas que incluyó la eliminación de cinco ceros al bolívar y una depreciación aproximada de 96%. Junto con este programa prometió poner fin también a la emisión de dinero sin respaldo, factor que según analistas es el principal combustible de la inflación. Sin embargo, a pesar de esta medida, la moneda se ha depreciado un 99.01% más desde entonces.

Según expertos, la disposición de emisión no es la manera correcta de encaminar la solución. Ya que al saltarse tantas denominaciones el cono monetario queda muy poco funcional a lo cotidiano.

Algunos medios de pago alternativos

Además de la baja capacidad de compra que experimenta el país, el efectivo también es escaso. A diario se pueden retirar 23.000 bolívares máximo. Por eso lo venezolanos se ven obligados en muchas ocasiones a utilizar sus tarjetas de débito o crédito.

Pero aquellos medios de pago vinculados a franquicias de Visa, MasterCard y Maestro también podrían estar afectados por sanciones de Estados Unidos, en su presión contra el gobierno de Maduro y el apoyo al líder opositor Guaidó. Por eso, se ordenó a la banca a desarrollar un sistema de pagos independientes de esas franquicias.

Hace unos días se presentaron una de las primeras plataformas, que va a funcionar como una banca móvil, con el objetivo de sortear las amenazas y sanciones impuestas por Washington.

Segundo ha improvisado venezolano, desde 2011 que tiene un banco local temático desenvolver um sistema de pagos nativos, uma vez que los organismos regulares não querem que los datos de transacciones originadas en Venezuela sejam conhecidos no estrangeiro.

Dificuldades para una criação desse sistema levaram a banca venezuelana a acudir a la empresa argentina Ex-Key (un mesma que es actualmente el Conselho Nacional Eleitral da Venezuela) para gerir una identificación biométrica.

ANUNCIO